Orar con La Salle

Acordémonos de que estamos en la Santa presencia de Dios… adorémosle 

El día de hoy, 7 de abril del 2020, fiesta litúrgica de nuestro Santo Fundador, te invitamos a orar con él, reconociendo la presencia de Dios en su vida, pero también en la tuya. El hno. Antonio Botana, en su libro “Un camino de oración guiados por Juan Bautista De La Salle” dice que lo primero en la oración es ponerse en presencia de Dios, su objetivo no será vaciarnos de nosotros mismos, sino llenarnos de esa presencia amorosa y salvífica, que todo lo renueva con su gracia y que se encarga de centrarnos en su proyecto salvador más que en nuestro propio egoísmo. 

No se trata de adorar una presencia pasiva, como se adora a un ídolo, tampoco de producir imaginariamente esa presencia con nuestro esfuerzo. Lo único que hacemos, es reconocer la presencia, que siempre nos precede, del Dios Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y tomar el tiempo necesario para dejarnos invadir, para penetrarnos interiormente de ella. 

Podemos reconocer la presencia de Dios en:

  • El mundo y la historia de la que formamos parte
  • La comunidad
  • Uno mismo
  • La casa de oración y la Eucaristía 
  • En el lugar donde estamos
  • Los acontecimientos de la vida
  • Personas, niños y jóvenes que se nos confían
  • Hermanos que nos acompañan

Hoy, junto con el Fundador, queremos que reconozcas a Dios y su presencia, en tu vida, los acontecimientos de aquella historia que, junto con Él, tú has ido trazando. Por ello, te presentamos un pequeño camino en el cuál se te darán algunas pistas para orar con Jesús y La Salle, tu vida. 

  1. Nacimiento del Fundador. Familia acaudalada. Parte de la nobleza.  ¿Cómo tu familia forma parte de tu vocación? Agradécele a Dios por tu familia.
  1. La presencia de la abuela ¿Quiénes fueron aquellas personas que te hablaron por primera vez de Dios, sus misterios, la Virgen María y los Santos? Reconócelas y ora por ellas.
  1. Preparación religiosa ¿Recuerdas tu primera comunión, tu confirmación, las emociones y sentimientos que tenías? Pídele a Dios por tus padrinos.
  1. Muerte de los padres Tal vez no has vivido esta experiencia, pero seguro la muerte de alguna persona te ha marcado. ¿Por qué aprecias a aquella persona? ¿Qué recuerdas de ella? ¿Qué te enseñó? 
  1. Encuentro con el Sr. Nyel. ¿Quién fue el que te habló por primera vez de la vocación? ¿Qué pensabas? ¿Tenías miedo o estabas seguro?
  1. Invitación a los maestros para vivir con él. Observa en tu vida ¿qué Hermano te invitó a ser aspirante, postulante?
  1. Fundación de escuelas y buenas prácticas. En tus varios apostolados… ¿cuál es el recuerdo que se ha quedado en tu corazón? Ponle nombres
  1. Desafíos, crisis, incomprensiones. Como dicen, la vida no siempre es color de rosa y el fundador lo sabe… ¿Cómo has vivido este aspecto? ¿Quién te ha acompañado?
  1. Muerte, últimas palabras. “Adoro en todo, el proceder de Dios para conmigo” estas fueron las últimas palabras del Fundador. ¿Que dirías en tu muerte? ¿Cómo te gustaría que la gente te recordara?
  1. La Salle en el mundo hoy. Eres heredero de un legado. ¿Cómo te comprometes y con quién para que este legado no se pierda? ¿Cómo vives tu formación? ¿Para quién será todo lo que se te da?