#MisioneroLasallista en todas las circunstancias

GRANDES COSAS SON POSIBLES 

De acuerdo a las indicaciones de las autoridades educativas y de Salud, uniéndonos a los esfuerzos de prevención de contagio que se están realizando de manera global, queremos compartir una propuesta de orientación con los grupos de misión que se han preparado desde hace meses para participar en Semana Santa 2020 en diferentes comunidades urbanas y rurales. 

  1. Comunicar con las autoridades de las comunidades de misión con quienes se tienen los acuerdos (Catequistas, Párrocos, Obispo) la situación de suspensión de actividades ante la contingencia que vivimos. De preferencia hacerlo por escrito.
  2. Salvaguardar en la medida de las posibilidades, los compromisos adquiridos con las comunidades como podría ser la provisión de materiales para catequesis o recursos litúrgicos ( cirios, adornos, etc.) para no afectar las celebraciones que las comunidades tienen programadas.
  3. Promover con los jóvenes misioneros la oportunidad de vivir la Misión de Semana Santa de una manera diferente. Ser Misionero es compartir la experiencia de fe y encontrarse con el prójimo. Ante las circunstancias, al no poder hacerlo hacia afuera, cómo se tenía programado hacerlo en las comunidades, podemos hacerlo hacia adentro, y con toda la generosidad y creatividad que cada joven tiene, además de su entusiasmo que los caracteriza, la Misión de Semana Santa de puede realizar con su propia familia. Pueden compartir sus experiencia en redes sociales, con su grupo de misioneros y demás compañeros para manifestar que lo unido permanece y que a pesar de las dificultades GRANDES COSAS SON POSIBLES. Haremos uso del #MISIONEROlasallista para conocer la experiencia de fe y todas las iniciativas de los jóvenes. 

Misioneros somos en las comunidades, en el salón de clases, en nuestro hogar… #SomosMisionerosLasallistas y tenemos un gran oportunidad en estos días que podemos ver con ojos de fe. 

Gracias a todos los jóvenes por su generosidad para servir a los más necesitados y por su entusiasmo por seguir a Jesús. 

Gracias a las maestras y maestros que han colaborado en la preparación de esta misión de Semana Santa 2020.

Cómo nunca nos imaginamos GRANDES COSAS SON POSIBLES.